lunes, 9 de diciembre de 2013

¿Es una wedding planner una decoradora?

Sí, lo sé, éste es un título provocador que pretende que leáis este post. Pero detrás de este título tan de marketing me gustaría reflexionar sobre un tema que para nada considero banal.

Seguro que muchas de vosotras seguís los blogs de bodas que han aparecido hace tan solo unos años en nuestro país. Blogs que, sin duda, están dando a conocer la profesión de wedding planner y ayudan a seguir cómo se está implantando en España.  

En esos nuevos blogs aparecen cada vez más las imágenes de las bodas organizadas por las wedding planners de última hornada. Bodas que hace tan solo unos años no podíamos imaginar aquí o que eran prácticamente exclusivas de una élite social. En muchas de estas bodas vemos balas de paja, cajas de madera decapada, rincones delicadamente decorados, señalizaciones en pizarra, centros de mesa creados por la propia wedding planner, etc.

vía Pinterest
Y eso me hace plantearme una cosa ¿estamos dando la impresión de que una wedding planners es tan solo una "decoradora"? Es normal querer mostrar tu trabajo, pero me queda la idea de que, a parte de una cierta repetición de elementos (no hace mucho una reputada wedding planner amenazaba con sufrir un ataque de nervios si volvía a ver otra caja de madera decapada en un blog de bodas), se reivindica los elementos decorativos por encima de todo y no estoy en absoluto de acuerdo en esa visión de las wedding planners.

Para empezar, creo que no están lo bastante claros los conceptos de wedding planner y wedding designer. No es lo mismo organizar una boda (encontrar los proveedores adecuados, el espacio ideal, administrar un presupuesto, hacer un timing de la organización, coordinar como un reloj el día de la boda) que diseñar a medida de los novios una boda  (el hilo conductor de la misma, toda la ambientación, etc ).

Por supuesto, toda wedding planner tiene siempre algo de wedding designer, las primeras conversaciones con los novios ya sirven para ir encauzando la boda: ¿será un boda marinera? ¿rústica? ¿urbanita? ¿con cuántos invitados?¿qué hilo conductor quieren dar a su boda? Todas esas informaciones facilitaran una foto fija a la wedding planners y todo irá girando alrededor de ese estilo de boda. Pero eso no la hace necesariamente una especialista en diseños de boda (aunque no es ni mucho menos incompatible). Yo misma llevo organizando eventos de varios tipos desde hace muchos años, soy creativa, pero hasta un punto, y soy definitivamente incapaz de poner una tira en un tarro de mermelada o de colgar luces en un árbol: la tira me saldría torcida y fijo que me caigo del árbol. Eso sí, soy meticulosa en la organización hasta la obsesión y cuando me han ocurrido imprevistos he podido resolverlos porque todo lo demás sí estaba organizado.

vía Style me Pretty
Por otro lado, ¿puede una wedding designer ser una buena weddding planner? No es ni mucho menos mi intención infravalorar el trabajo de nadie, pero tengo la impresión que detrás de esos rincones hermosamente decorados no siempre hay una persona resolutiva, capaz de reaccionar ante imprevisto y de organizar milimétricamente una boda desde el minuto uno. No se puede saber de todo en la vida, y si bien puedes delegar gran parte de la decoración en un profesional del tema, o puedes encontrar una floristería que te ayude muchísimo en la ambientación, lo que no se puede delegar es la organización-organización.

Una cosa es hacer un centro de mesa precioso, pero ¿qué pasa si planeas casarte en una playa y el día de antes ha habido mala mar y la playa ha desaparecido? Una verdadera wedding planner tiene un plan B, seguro. Y lo tiene desde el primer día que empieza a organizar la boda, no improvisa, porque si es una buena wedding planner sabe desde el principio que existe ese riesgo, o que puede llover, y ya tiene pensada otra opción, que posiblemente no sea tan espectacular como la primera pero también es bonita y ni mucho menos improvisada. 


vía web de rtve
He asistido a bodas al aire libre en las que me he dejado los tacones simplemente porque no había suelo entarimado sobre el que bailar. Maravilloso recuerdo el de bailar mientras los tacones de mis carísimos zapatos se enterraban en el suelo, eso sí, la máquina de escribir antigua de al lado monísima. Sé de bodas en que el catering no ha traído uno de los aperitivos acordados, bodas en las que la megafonía fallaba, en la que no entraba un vídeo que los amigos habían preparado con todo el cariño del mundo por no hacer pruebas con el proyector antes, invitados teniendo que andar un buen trecho porque el autocar no podía llegar a la puerta del lugar de la celebración simplemente porque no se había tenido en cuenta que el camino era demasiado estrecho. Todos los ejemplos que estoy poniendo son reales y podría explicar muchos más. Se trata de prever, prever y prever hasta el último detalle para luego tener reflejos ante los posibles imprevistos, responsabilizarte y ser capaz de aportar soluciones. Si una boda es en un lugar apartado tienes que asegurarte de que el conductor del autocar sepa bien el camino, no puedes controlar que se pinche una rueda, claro está, pero lo primero sí y es responsabilidad de la wedding planner. 


Vía momentum coach hire
De ahí mi pregunta de si estamos ofreciendo la imagen correcta de qué es una wedding planner. Es una profesión nueva y se ha de tener cuidado con lo que se transmite al público. Todo mi respecto a quien está empezando y se quiere dedicar a esto, pero me pregunto cuántas bodas que vemos magníficamente decoradas con cajas decapadas tienen detrás a alguien que  sabe realmente planificar un evento de este tipo. De verdad que me sabe mal decirlo, pero creo que en el fondo no muchas. Y desgraciadamente cada vez más me llegan noticias de novios que han contratado una wedding planner y han quedado descontentos con su trabajo. 

Si queréis saber qué es de verdad una wedding planner os remito al decálogo que escribió Emy Teruel, directora de Exclusive Weddings, hace unos meses en su blog. Lo suscribo al 100%.


blog de Exclusive Weddings






No hay comentarios:

Publicar un comentario